XIV

Perdió un zapato en el barro
la niña durante el ciclón.
Con la cabeza entre las rodillas
no ve las ramas de los árboles moverse
mientras recuerda el reto de la maestra
que apoyó su frente junto al piano
para hacer salir de la garganta su voz.
Cantó con la velocidad y la prestancia
con la que los animales huyen
de las balas de los cazadores del lugar,
sin intuir que sería la última presa
que envuelta entre vestidos prestados
rodaría cuesta abajo hacia el lago.
Y hay cierta música en el cuerpo
cuando hace contacto con el agua.

*Basado en el film “Mouchette” de Robert Bresson

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s