Archivo de la categoría: El cinematógrafo

XIV

Perdió un zapato en el barro
la niña durante el ciclón.
Con la cabeza entre las rodillas
no ve las ramas de los árboles moverse
mientras recuerda el reto de la maestra
que apoyó su frente junto al piano
para hacer salir de la garganta su voz.
Cantó con la velocidad y la prestancia
con la que los animales huyen
de las balas de los cazadores del lugar,
sin intuir que sería la última presa
que envuelta entre vestidos prestados
rodaría cuesta abajo hacia el lago.
Y hay cierta música en el cuerpo
cuando hace contacto con el agua.

*Basado en el film “Mouchette” de Robert Bresson

 

XIII

Las santas tienen una sangre
que los hombres miran con seriedad
cuando apretado el brazo
se dispara como un río divino.
Nada se puede hacer si después,
el desprecio vuelve a sus semblantes
y tocan sus cabezas calvas con impaciencia.
La hoguera espera siempre a ser encendida
para quien se declare hija de Dios
y para el pueblo que asista en las afueras
golpes de martillos y flechas
mientras aves negras sobrevuelan
el cielo gris de un humo que arde.

*Basado en el film “La pasión de Juana de Arco” de Carl Th. Dreyer

123

VII

Vuelan las aves negras
sobre el cielo de Teherán
cuando el joven soldado huye
por los caminos de montañas.
Tal vez sea necesario escuchar
al hombre que en su juventud
suspendió la soga de un árbol
encontrando sin saberlo
el sabor de las cerezas.
Pero para quien cavó un hoyo
sobre un terreno yermo
no habrá cerezas, sino sólo
el paso de las nubes
sobre una luna llena.
Y será preciso ver frutos
donde en realidad haya astros.

 

*Basado en el film “El sabor de las cerezas” de Abbas Kiarostami